Proveedor de café en México: ¿cómo saber si su grano es de calidad?

Ya sea que estés por iniciar un negocio o quieras mejorar la calidad de tus productos, buscar a los proveedores correctos siempre será una labor que podría resultar fundamental en el éxito o fracaso de tu compañía.

Desde luego buscar un proveedor de café en México no es la excepción. Enseguida, te compartimos cuáles son los atributos que debe tener un buen café, para el cual desde luego hace falta contar con un buen grano de café.

Aroma: para muchos, el olor de café tostado es clave en el éxito de una cafetería, ya que no son pocas las personas que afirman tomar café gracias a su gran aroma.

Sabor: un café debe contar con un sabor que sea suave, dulce, ácido, afrutado y pronunciado a la vez. Hay quienes prefieren que el café tenga un sabor bastante fuerte, mientras que otros lo prefieren más ligero. Más allá del paladar de cada persona, su sabor es una característica que debe perdurar desde el primero hasta el último sorbo.

Cuerpo: el cuerpo se refiere a la persistencia del sabor en la boca, así como a la manera en que pasa de la lengua a la garganta. Para una persona normal, el cuerpo es un atributo bastante complicado de distinguir en un café, pero para un catador se vuelve en algo rápido de identificar.
Los cafés que tienen un “mayor cuerpo”, normalmente son los que han sido preparados con un grano proveniente de zonas con altas temperaturas, pero bajas alturas. Se puede decir que un café tiene un cuerpo completo, moderado o balanceado.

los-procesos-de-produccion-del-cafeAcidez: una de las características infaltables en una buena taza de café, es la acidez, la cual también suele relacionarse con la temperatura y la altura del cultivo, aunque también puede verse afectado por el manejo que se le da tras la cosecha.

Sin importar el proveedor de café en México que elijas, las principales variedades de grano con las que te encontrarás son dos: la arábica y robusta (capehora). No obstante, aunque se trate de mismo grano éste no siempre cuenta con las mismas características organolépticas.

La calidad de estos atributos depende básicamente de tres factores:

  • La especie y la variedad de la planta
  • La altitud, latitud, temperatura y las particularidades de la tierra
  • Los procesos de producción del café como tal

Otros puntos a tomar en cuenta son la forma de recolección, las condiciones del cafeto, la fermentación y la conservación del grano. Todos estos aspectos terminan por afectar, para bien o para mal, la calidad del café que el cliente toma, por lo que conocer los procesos de los proveedores se vuelve, sin duda, una tarea clave que ha de realizarse con lupa.

Recent Posts
0